You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

7 costumbres que mejoran nuestra vida en casa

  • Fecha
  • Escrito por
    Lafher

Al incorporar pequeñas costumbres se producen grandes cambios en nuestra vida en casa. Pequeños gestos que evitarán que haya tareas que vayan acumulándose y que la montaña de cosas por hacer no sea tan alta. Veamos 7 costumbres que mejoran nuestra vida en casa.

1. No dejes cosas pendientes que te llevarán 5 minutos

Son esas actividades o tareas sencillas, que si no concluimos lo antes posible se van acumulando y en lo que podíamos haber tardado 5 minutos en hacer, se convierten en una hora.

2. Deja recogidas las superficies.

Dejar recogidas superficies como la encimera y el fregadero de la cocina, la mesa del comedor, la mesa de centro, la zona de escritorio y la zona del lavabo sólo nos llevará unos minutos. Dejarlas despejadas hará que nos vayamos más tranquilas a la cama. Son pequeños gestos que te llevan apenas 10 o 15 minutos pero con un gran efecto, ya que salir de casa con la casa recogida y limpia hará que empieces con buen pie tu día. Irás con la mente más clara lo que te permitirá organizar mejor todas las cosas que debes hacer en el día.

3. Ordena antes de ir a dormir

Lo que dejamos recogido por la noche es lo que nos encontraremos por la mañana. La mesa recogida, los cojines colocados, etc. no te llevará más que unos minutos y la sensación es excelente. El cansancio se adueña de nosotras/os por la noche y la tentación de meternos en la cama es tan grande que algunas cosas que nos llevan apenas unos minutos, las dejamos para el día siguiente. Deja bien puestos los cojines (agrúpalos en el sofá en número impar, 3 o 5 depende del tamaño del mismo) ,las mantas dobladas en su cesta y las sillas del comedor bien colocadas dentro de la mesa.

4. Descarga tu mente antes de ir a dormir

Más de una vez te habrá despertado en mitad de la noche pensando en todas esas cosas que no debes olvidar hacer al día siguiente o en días sucesivos. No descargar nuestro cerebro de las tareas o proyectos que tocará hacer o tenemos entre manos afectará a nuestro sueño. Apunta esas tareas y quítatelas de la cabeza.

5. No dejes sin hacer lo que puedes hacer en el momento

Hay muchas cosas que podemos dejar concluidas que, sin embargo, nos puede la idea de dejarlo para después. Como al recoger la correspondencia revisarla y eliminar en el momento lo que proceda, recoger la ropa que nos acabamos de quitar o dejar metidos los platos que acabamos de retirar de la mesa.

La 5ª de las 7 costumbres para llevar la casa al día sería que todo aquello que puedas hacer en un mismo movimiento, hazlo. Si en vez de revisar y tirar en ese único movimiento tu correspondencia, lo dejamos amontonado para otro momento, te garantizo que la montaña de cartas y propaganda crecerá y lo que podríamos haber hecho en un par de minutos te llevará el triple.

6. Prepara y recoge tu ropa

El cansancio con el que llegamos a la noche hace que dejemos para el día siguiente cosas que serían más conveniente hacer el día anterior. Una vez que nos hemos quitado la ropa, las prendas que no están sucias debemos colgarlas en una percha para que se aireen y así poder guardarlas al día siguiente. Evitaremos dejarlas apiladas sobre cualquier superficie que aunque creas que algo así no tiene porque afectarte en el sueño, lo hace.

7. El efecto de hacer la cama

Esta costumbre que nuestras madres nos inculcaron desde que éramos niños y que las que somos madres tratamos de establecer en nuestros hijos. Tiene efectos muy positivos, ya que favorece la imagen que tenemos de nosotros mismos y nos fomenta la capacidad para gestionar nuestro tiempo de una manera más eficaz. Hacer la cama cada mañana nos lleva unos pocos minutos, y se considera como el primer logro y el que marca el tono de tu día. Nos hace sentir satisfechas y motivadas para seguir. Muchas personas la consideran la primera de las buenas decisiones del día.

Fuente: Cristina Muñoz, Organizadora profesional y visual merchandiser.