You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

5 pasos para organizar tu casa

  • Fecha
  • Escrito por
    Lafher

Hoy queremos hablarte de los 5 pasos que ayudaran a simplificar tu vida, pensados para que puedas no sólo despejar tu casa de cosas, sino poder elegir las soluciones de orden más adecuadas, valorar lo que de verdad necesitas y concienciarte de que revises tu manera de consumir

1. Seleccionar

Seleccionar las mejores cosas de entre todas las que tenemos y las que nos son de utilidad en esta etapa de nuestra vida. Las agrupamos por similitud y elegimos las mejores, el resto decidimos si las donamos, vendemos, etc. Habrá cosas que antes nos eran de utilidad, pero ahora, no.

Se calcula que utilizamos 1/5 parte de nuestras cosas. Utilizamos muy poco, acumulamos mucho y nos cuesta deshacernos de las cosas. Esto hace que tener la casa bien organizada no sea sencillo. Para solucionarlo: ¡quédate con lo mejor de todo lo que tienes!

2. Organizar

Organizar por secciones y ordenar por categorías. Cada habitación la dividimos en áreas, por ejemplo, en la habitación infantil (dormir, almacenaje y estudio). En la zona de almacenaje tenemos la sección de libros, juegos y la de ropa en una cómoda. Pues la sección-cómoda la ordenamos por categoría (cajón de camisetas, cajón de leggins/ropa interior) y si queremos añadimos la clasificación por color.

Observa el mejor lugar para cada categoría o sección de cosas, según la frecuencia de uso.

De uso diario, ponlo a mano y a la altura de tus ojos. Para que no tengas que estirarte, agacharte o hacer esfuerzos de más. Será más cómodo de coger y dejar.
De uso semanal/quincenal, en estantes y armarios por debajo de tus rodillas y por encima de tu cabeza.
De uso temporal (entre 1 vez/mes a 1/año), lo guardamos en garajes, sótanos, etc.
3. Mantener

Mantener el orden limitando a un número de cosas por espacio. Si caben 7 pantalones hay que garantizar que se mantenga esa cantidad. Decide dónde va cada categoría en un cajón, en medio estante, en un mueble completo… Define el espacio que ocupará y el número de cosas que caben bien, no apretadas.

Los contenedores, cestas y cajas te ayudan a tener las cosas controladas. La sensación de orden será mayor al usar las mismas cestas en el salón o cajas parecidas dentro del armario.

4. Examinar

Examinar nuestros hábitos de consumo y nuestras costumbres. Si has conseguido tener la casa organizada y que cada cosa tenga su lugar. Hay que evitar acumular usando una norma o clave de tiempo: Si entra uno, sale uno o si hace un par de años que no lo usas, deshazte de él. Será la forma de mantener el equilibrio de cosas que caben bien organizadas en cada zona y no volver a tener las cosas apretadas.

5. Reducir.

Reducir el número de cosas a la vista. Tienes la casa bien organizada, pero la sensación no es esa, le falta orden visual. La solución es restringir el número de cosas visibles. Deja a la vista sólo lo que es bonito y/o práctico o de uso cotidiano. Agrupa en conjuntos de 3 o 5 los objetos decorativos y organiza las cosas prácticas, que se quedan a la vista, en algún contenedor. Selecciona los objetos que merezcan estar a la vista y evita tener multitud de objetos esparcidos a lo largo de cada una de las superficies.

¡Siguiendo los pasos anteriores te garantizamos orden y armonía en tu hogar!

Fuente: ordenyespacio